Adiós 2018, ¡hola 2019!

"Las cosas podían haber sucedido
de cualquier otra manera y,
sin embargo, sucedieron así."
El camino, de Miguel Delibes.

Hagamos balance del 2018.

¿Por dónde empezar? Por el principio, obviamente...


"Ya que no podemos cambiar de país, cambiemos de tema."
Ulises, de James Joyce.

Empezamos el año en un trabajo que no me gustaba nada. Estaba a disgusto: a disgusto con el trabajo en sí, a disgusto con mi jefe, y que un trabajo a media jornada me hacía estar conectada al teléfono y a las órdenes de mi jefe realmente a jornada completa. La única parte positiva de ese trabajo es que lo hacía desde mi propia casa. Pero las cosas acabaron torciéndose y a principio de febrero me vi en la tesitura de tener que dejar el trabajo, a pesar de que realmente me hiciera falta el dinero.

"Todo se reduce a una simple elección,
empeñarse en vivir o empeñarse en morir."
Rita Hayworth y la redención de Shawshank,
de Stephen King.

 
Y sí, la vida arrasó y llegó antes de mitad de año. Empezamos el año siendo dos en casa y nos convertimos en una pequeña familia de 3 en un periquete. Un precioso retoño nos hizo ser padres, los padres más afortunados del mundo. Ni aun queriendo habríamos acertado tanto como lo hiciste tú con tu llegada, pequeño saquito de papas. Eres el mejor hijo que se puede tener: risueño, afable, dormilón. Has hecho nuestra vida más plena, has llenado nuestros días de alegrías, pero también de preocupaciones cuando te has puesto malo, pero ni aún así nos has dado muchas noches de estar en vela (es que hasta malito eres un pequeño dormilón). Gracias por llegar a nuestras vidas. Gracias por existir.

"Mira si será malo el trabajo,
que deben pagarte para que lo hagas."
Facuno Cabral.

Y si empezamos el año con el fin de una etapa laboral, finalizando el verano empecé otra etapa laboral. Es un trabajo que me encanta, me pagan lo que merezco por el trabajo realizado (¡terminé al fin con los contratos con bajos sueldos!). La única desventaja es el horario del mismo, pero no se puede tener todo en esta vida...

"La literatura es una extraña máquina que traga,
que absorbe todos los placeres,
todos los acontecimientos de la vida.
Los escritores son vampiros."
George Bernard Shaw

Y mi propósito para el 2018, que era escribir una novela, se vio frustrado. No he tenido tiempo para nada: ni para leer, y mucho menos para escribir. Así que la tengo en pausa...


"Ignoro lo que pueda venir, pero lo que venga lo recibiré riendo."
Moby Dick, de Herman Melville
Y llega el 2019 como quien no quiere la cosa...

La verdad es que para este año no me propongo nada, que todo venga y todo fluya simplemente. Me iré poniendo metas a corto plazo, e iré viendo si las voy cumpliendo o no, pero no a largo plazo.

¿Quién hace como yo y no se propone nada? ¿O tú eres más de ponerte metas? Y si es así, ¿las acabas cumpliendo? ¡Dímelo en los comentarios! :)


"Mientras dure la vida,
sigamos con el cuento."
El cuento de nunca acabar,
de Carmen Martín Gaite.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Un abrazo.

¡4 años de blog!

¿Amistades?