Adiós 2017. Bienvenido 2018.

diciembre 31, 2017


"No puedo volver al ayer porque entonces era una persona diferente."
Alicia en el País de las Maravillas, Lewis Carrol.

Aquí estamos, 2017, a unas pocas horas de decirte adiós definitivamente. Este año que despido se ha portado muy bien conmigo. 356 días que se han pasado volando, 365 días con sus más y sus menos, pero que pasan irremediablemente para quién sabe si algo aún mejor.


"Quizá la vida no sea apta para el tratamiento que le damos cuando queremos contarla".
Virginia Woolf.


Este blog... El 6 de enero de este 22017 cumplió dos años. Quería ponerme más con él, y durante la primera mitad del año (hasta mayo o junio) sí que fui bastante constante. Sacaba tiempo para ponerme a escribir, ni buscaba ni encontraba excusas para no hacerlo, todas las semanas sacaba algunas horitas para ponerme, y eso se traducía por ende en publicaciones en este blog que tanto quiero. Pero llegó junio-julio y me entró un parón tanto lector como escritor que dura hasta hoy... Eso implica no escribir, no actualizar el blog, y no leer ni publicar aquí reseña de los libros leídos.


"Hay quienes no pueden imaginar un mundo sin pájaros; hay quienes no pueden imaginar un mundo sin agua; en lo que a mi se refiere, soy incapaz de imaginar un mundo sin libros".
Jorge Luis Borges.

Y aunque la cuenta de Instagram vinculada a este blog me la abrí un 15 de diciembre de 2016, no este año que termina (¡que ya cumplió la cuenta un año y no me di cuenta hasta hoy!), realmente ha sido este año cuando le he dado un giro y la he ido poco a poco convirtiendo en una cuenta de "bookstagram" y salvando el último mes, he sido bastante activa. Pero este último mes (o dos meses incluso) el parón se debe a lo dicho en el párrafo anterior: si estoy de parón lector, no hay motivación para comprar ni pedir prestados libros nuevos a los cuales sacarles fotos y publicarlas por ese canal.



"El escritor quiere escribir su mentira y escribe su verdad".
Ramón Gómez de la Serna

Y este año he empezado finalmente mi primera novela, que siempre iba postergando... No está terminada, pero sí que la he avanzado y está cogiendo "cuerpo". Estoy muy ilusionada con ella, con los personajes y las personalidades que van cogiendo poco a poco. ¿Qué tendrá escribir una novela, que al final uno se involucra de tal manera que le coge cariño incluso a unos personajes "ficticios" creados en nuestra propia imaginación? Es lo que pasa, sí. Vamos plasmando cosas nuestras, vivencias, aspectos de familiares, amigos y conocidos que también se los atribuimos a los personajes... Vamos haciendo un mix en el libro de cosas conocidas para crear cosas mágicas (o eso esperamos aquellos que escribimos alguna que otra línea).


"Las cosas podían haber sucedido de cualquier otra manera y, sin embargo, sucedieron así".
El camino, Miguel Delibes.

En lo que a mí vida "personal" se refieren, este año he terminado un trabajo que me apasionaba de verdad y he empezado otro el cual no me gusta tanto, aunque sí que me sigue gustando (y paga las facturas...).

También me ha sucedido un magnífico hecho del cual veré los resultados en un futuro cercano, pero no es inmediato. ¡Deseando ya que pase el tiempo!



"Ignoro lo que pueda venir, pero lo que venga lo recibiré riendo."
Moby Dick, Herman Melville.

Y, cómo no, se termina este año y empieza mañana un 2018 cargado de cosas que no sabemos qué nos deparará, algunas que nos gustarán más, otras menos; algunas cosas que nos apasionarán, otras tantas que odiaremos; nos deparará este nuevo año momentos de felicidad y alegría, pero también otros momentos de tristeza; nos vendrán momentos de emprender cosas que nos apasionen, y otros momentos de sequía; probablemente también cambios de trabajos, esperemos que para bien y no para mal.

Muchas de las cosas que se nos presenten no podremos controlarlas, se nos escaparán de las manos, pero otras muchas cosas sí que podremos atajarlas y poner de nuestra parte para que salgan como realmente queremos que salgan.


"El mayor bien es pequeño: que toda la vida es sueño, y los sueños, sueños son".
La vida es sueño, Calderón de la Barca.

Con respecto a la novela, uno de mis grandes sueños, que siempre me propongo terminar año tras año y que nunca cumplo. Llevo unos días pensando en ello, y creo que he llegado a la conclusión de realmente por qué no la termino (bueno, más bien el por qué no me pongo a ello...), y es que una parte de mí se avergüenza a que un día alguien lo lea y realmente no sea tan buena la novela como quiero y espero que sea. ¿Y si me sale un truño más grande que mi casa? Sé que me vendría muy abajo. No hablo de que haya gente a la que no le pueda gustar, todos cuando emprendemos algo, sea lo que sea, contamos con ello. No, hablo de que a mis allegados, cuando quiera saber la opinión de ellos para saber si arriesgarme a lanzarla al público autoeditándola (descarto que una editorial la quiera realmente) me digan que no, que no les gusta y no les ha enganchado ni la trama ni los personajes. ¡Eso sí que me da auténtico pavor!

Pero no, no voy a seguir postergando esto y la voy a escribir y que sea lo que tenga que ser. Siempre tendrá el escribirla algo positivo: quien no empieza a escribir nunca podrá mejorar, y si quien no arriesga no gana.


"Todavía recuerdo aquel amanecer en que mi padre me llevó por primera vez a visitar el Cementerio de los Libros Olvidados".
La sombra del viento, Carlos Ruiz Zafón.

Y también este año me voy a poner dos retos que espero poder cumplir:
  1. Leer al menos 15 libros. Sé por qué me pongo una cifra tan bajita de reto... Pero ya debido al parón que he tenido en este 2017, si llego a los 15 libros en el próximo año habré superado los libros leídos en este. Qué vergüenza de mí en este 2017, por favor, con lo que me gusta a mí leer y lo poco motivada que he estado...
  2. Publicar como mínimo un relato semanal en el blog y la agenda literaria todos los viernes, teniendo así dos entradas semanales aseguradas (más las reseñas de los libros cuando me los termine). Para cumplir esto me tengo que poner a escribir semanalmente, así que ¡más me vale! Jajaja.
  3. Estos dos puntos se traducirán en una cuenta más activa de Instagram (mi bookstagram personal). Y volver a publicar de entre 4 y 6 días a la semana.



Si buscas perfección, nunca estarás contento.
Anna Karenina, de Leo Tolstoy.

Y hasta aquí mi balance del 2017 y mis propósitos del 2018. No me he querido poner metas muy ambiciosas, ya que eso nunca suele funcionar y al final nos vendremos abajo al finalizar el año si no hemos cumplido con nuestras propias propuestas hechas de buena fe.

El próximo 31 de diciembre volveremos a hacer balance de este 2018 a ver si hemos conseguido al menos lo propuesto, ¿qué les parece?


You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

Subscribe