Duro y frío invierno.

mayo 01, 2017

Luis se encontraba sumido en sus pensamientos. Pensamientos un tanto vanales. Le gustaba el buen tiempo, el sol, la playa. Ahí era donde le gustaría estar ahora, en eso mismo estaba pensando, querría estar metido en el agua de alguna playa de arena rubia y fondos verdes cristalinos, con el sol dándole en su cara mojada al salir de una zambullida. Pero no, ahora mismo se encontraba en la mesa del comedor, con un chocolate caliente en la mano, mirando a través de la ventana con vistas al vecino de enfrente, ese vecino que tanto odiaba, mientras veía las gotas de lluvia caer entre su ventana y la de ese odioso vecino. ¿Por qué odiaría tanto al vecino? Él había llegado a la conclusión que lo odiaba porque sólo se percataba de su existencia en invierno, ya que en verano pasaba tantas horas fuera de casa disfrutando del buen tiempo que no se percataba de la existencia del mismo.

"Ojalá pase el invierno ya", se decía Luis para sus adentros. Odiaba salir a la calle sólo para trabajar, hacer la compra y poco más. Y siempre que salía el día era gris, se podía sentir satisfecho si al salir no estaba lloviendo (¡o peor aún, nevando!). Le agobiaba pasar tanto tiempo libre dentro de casa. Eso sí, le servía para tener todo al día, pero él era una persona libre, a la cual le encantaba estar el mayor tiempo posible en la calle, yendo al campo a caminar, o disfrutar de un día de playa tumbado en la arena caliente. Pero no, todavía le quedaban tres meses de duro invierno por delante, con un poco de suerte, si se adelantaba algo la primavera, sólo le quedarían dos meses de duro y desapacible invierno.

Por contra, su novia Isabel, disfrutaba mucho más del duro y frío invierno. Ella sí que disfrutaba de esta estación y odiaba el insufrible verano sofocante y caluroso de la tierra donde vivían. Prefería como mucho un verano típico de su tierra natal, un verano donde las temperaturas máximas sólo rondaban los 30 o 32 ºC salvando alguna ola de calor puntual con la cual sí que llegaban a los 40 ºC, que por suerte para ella duraban poco, 3 o 4 días como máximo. Pero no, ya no vivía en su tierra natal, y los veranos de esta gran ciudad le agobiaban muchísimo, donde bajar de los 35 ºC durante los meses de julio y agosto era algo bastante atípico. Sin duda alguna, ella era una persona invernal, que no fría.

A Isabel le encantaba disfrutar de la nieve, coger el coche e irse a la Sierra a disfrutar practicando esquí. O disfrutaba simplemente yendo a dar una vuelta por el barrio bien abrigada y sentarse en su churrería preferida a tomarse unos churros madrileños o unas porras mojadas en un chocolate bien caliente, con su humo intentando salir apresuradamente. También le encantaba disfrutar del frío y de la lluvia quedándose en casa, cubierta con mil mantas en el sofá de casa viendo una película. O tumbada en la cama leyendo un buen libro con la ventana mínimamente entreabierta para poder oír cómo la lluvia caía sobre el asfalto de la calle y sentir ese viento frío que entraba a través de esa rendija en su cara. Definitivamente, ella era una persona invernal. Prefería mil veces más el frío que el calor.

¿Cómo dos personas tan opuestas podían quererse y estar agusto juntos? Se complementaban a la perfección, a pesar de esos gustos tan diferentes.

You Might Also Like

7 comentarios

  1. Hechos para complementarse. Soy del equipo de Isabel <3

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo si tuviera que decantarme por uno de los extremos creo que también me dencantaría por el frío extremo (básicamente porque con más de 30° me pongo de mala leche 😂). Pero mi clima ideal es el de Canarias, primavera casi todo el año 😂😂

      Eliminar
    2. A mi me gusta el frío pero con el cambio climático, el tiempo está revuelto. Por el sur de Palencia no nos podemos quejar. No tenemos el caos de los extremos de los efectos de cada temporal.Bueno, quejarse es gratis así que sí, me quejo xD.

      -Shin-

      Eliminar
  2. Hola, he llegado a tu blog a través de la iniciativa Seamos seguidores, y ya te sigo, me encantaría que tú lo hicieras también. Como no encontré una entrada específica para ello te dejo el comentario aquí, espero que no te moleste.

    Te dejo la dire del blog por si hubiese alguien más interesado en conocerlo.

    https://bibliotecariarecomienda.blogspot.com.es/2016/10/iniciativa-seamos-seguidores.html

    Saludos desde Bibliotecaria Recomienda

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Ya te lo dije por tu blog, pero por si acaso por aquí también: ya te sigo yo también por tu blog 😉

      Eliminar
  3. ¡Hola!
    que bonito lo que has escrito, me ha encantado :). No conocía tu blog por lo que me quedo siguiéndolo, ¿pasarías por el mío y si te gusta te quedarías en el?.
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! Muchas gracias por los elogios y por quedarte por aquí 😍😘
      Yo ya me pasé por tu blog y me gustó, también te seguí 😉
      ¡Un saludo!

      Eliminar

Instagram

Subscribe