Dudas...

abril 19, 2017

“¿Realmente te encuentras bien?” me preguntó Sergio. Después de tantos años de amistad y todos estos meses de relación me conocía a la perfección. Y no, no me encontraba nada bien. Nunca he ocultado mi condición sexual, nunca he ocultado ser homosexual, aunque tampoco es algo que vaya prodigando a los 4 vientos. ¿Acaso un heterosexual “sale del armario” o va diciendo a todo hijo de vecino que es hetero? No, por lo tanto no veía por qué un homosexual sí que o bien tiene que quedarse en un armario empolillándose o tiene que ir “advirtiendo” que es gay.

Por eso hoy, en el trabajo nuevo que empecé hace dos semanas, el jefe me dejó entrever que de haber sabido que era gay con anterioridad, en un mundo como en que trabajo que es mayoritariamente masculino, a lo mejor no me habría contratado para no hacer sentir mal o extraños al resto de la plantilla del género masculino. ¿Realmente esto pasa en pleno siglo XXI? No supe muy bien cómo abordar de la situación. En un ambiente coloquial habría salido con alguna ocurrencia de las mías o directamente habría dado media vuelta dejándole hablando solo. Pero no, estaba en el trabajo y cualquier cosa que dijera podría empeorar la situación… Me quedé en blanco.

Ojalá algún día muchos heterosexuales no se vean nunca intimidados por el colectivo LGTB, porque no venimos a comernos el terreno de nadie ni venimos a “exterminar a la humanidad”. Solo estamos para reclamar los derechos que nos pertenecen como personas que somos, ¿acaso somos peores personas que tú, él, o el que tienes sentado a tu lado? Un rotundo NO. Merecemos las mismas oportunidades sin mirar la inclinación sexual, poder darle un beso a nuestra pareja sin que o nos miren mal u oír por lo bajo algún comentario soez, pasear tranquilamente dados de la mano por la calle como una pareja formada por un hombre y una mujer. Ser respetados, en definitivas cuentas.

Ese comentario de mi jefe me tenía hablando solo, a pesar de haber pasado ya unas cuantas horas seguía dándole vueltas a la cabeza sin saber muy bien qué hacer. ¿Me despedía de la empresa? ¿Hacía cómo si no pasara nada? ¿Seguir en la empresa pero dejándole las cosas claras a mi jefe? El trabajo no es un ambiente para estar ligando, se esté con pareja o soltero, se sea hetero, gay o trans. ¿Acaso todos los heteros cuando ven a alguien del sexo contrario están fijo intentando pescar algo? No, ¿verdad? ¿Los gays para eso acaso somos diferentes? Otro no.

Seguiré dándole vueltas a la cabeza para ver qué hacer en los próximos días…

You Might Also Like

8 comentarios

  1. Hola, Marta. Soy Carmen. He conocido tu blog por la iniciativa de Instagram "Apoyémonos Bloggers literarios en Instagram" y ya sigo tu blog, aunque veo que estás en la iniciativa seamos seguidores también, de la que yo formo parte. Bueno, a ver si mañana o el fin de semana me pongo al día con esta iniciativa y leo con tranquilidad tu blog.

    Un abrazo grande desde http://carmenensutinta.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Hola! Qué gran iniciativas estas 😊 Yo también te sigo en tu blog. El finde me pondré yo también con calma y paciencia a indagar el tuyo y leerte 😘

      Eliminar
  2. Hola!

    Un relato muy bueno, además con toda la razón. Yo no llego a un trabajo y digo: ey hola, soy heterosexual... por qué tendría que ser de otro modo? pero como dices la gente se siente intimidada. NO se trata de ocultarlo, sino de empezar de verdad a tratar a las personas como iguales, ni más ni menos.
    Un saludo y nos leemos!!! :)

    http://misteriosailusion.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente! Eso es lo que quería dejar plasmado en el relato, el intentar tratar con naturalidad la homosexualidad y que en un futuro no tengan que salir del armario o "advertir" que lo son... ¡Gracias por pasarte! 😘

      Eliminar
  3. Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se me borró sin querer!!! Sorryyyyy!! Pero lo leí antes de borrarlo (es que ponen las palabras "responder" y "eliminar" pegadas 😓). Pero te leí. Me comentabas que te pasó algo padecido, que estabas en edad fértil y te despidieron solo por eso... Hay cosas que no las entiendo, en serio? Cuando además, los sueldos por baja por maternidad los paga la seg.social! Estas cosas a mí me indignan (y más como mujer que soy también en edad para quedarme embarazada...). Las mentalidades tienen que abrirse en muchos aspectos todavía, creemos que ya hemos avanzado pero queda mucho camino por andar en derechos e igualdades sociales... Me paso por tu blog, por cierto. Un beso! 😘 P.D.: siento muuuucho el fallo.

      Eliminar
  4. Lo has descrito perfectamente. Parece que vivamos en una sociedad en la que todo se debe etiquetar y anunciar a los cuatro vientos cuando se es "diferente" cuando en realidad todos somos humanos por igual.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Exactamente! Eso era lo que intentaba dejar plasmado 😉 Gracias por pasarte 😘

      Eliminar

Instagram

Subscribe