Espejito, espejito mágico.

¿Cuántas veces me habré visto reflejada en este mismo espejo? Desde que tengo uso de razón, y 27 años tengo ya. Constantemente viéndome, viendo mis ojos, mis pestañas, mis labios. Muchos años maquillándome intentando potenciar aquello que me gusta de mí misma e intentando ocultar aquellas cosas que yo considero mis defectos.

Cuando tenemos niños, a ellos le decimos lo guapos que son, lo ricos que son, que son maravillosos y muchas más lindezas. Pero en contraposición, ellos también ven cómo nos machacamos a nosotros mismos cuando nos miramos en cada espejo. ¿En qué momento ese mensaje nos cala cuando somos pequeños? Además, las mujeres tendemos a autocriticarnos mucho más que el género masculino, ¿por qué?

Deberíamos cambiar el chip, y cada vez que veamos nuestro reflejo en el espejo solo fijarnos en lo bonitos que tenemos los ojos hoy, o en esa sonrisa nuestra que tanto nos gusta. Y aprender a querernos más por cómo somos y no recurrir al maquillaje para ocultar defectos, sino solo para potenciar lo que nos guste de nosotras mismas.

Comentarios

  1. Siempre das en el clavo con tus relatos. Das qué pensar.
    Sigue así.

    -Shin-

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias!! 😘 Intento cuando hago reflexiones en modo relato sean bastante fieles a la realidad...

      Eliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Un abrazo.

Fin de la sección de la agenda literaria

"Te estoy viendo" de Clare Mackintosh