¿Te atreves a analizarte?

febrero 22, 2017

Deja lo que estés haciendo, cuenta hasta tres y deja la mente en blanco. Bien, ¿ya? Ahora este momento es tuyo, solo tuyo… Piensa, piensa en cómo estás ahora, en cómo te encuentras.

¿Estás pasando por un buen momento en tu vida? De todo se aprende, así que intenta pensar qué es lo que te rodea que te ha hecho estar así, ¿has puesto también de tu parte?, analiza y saca de ahí todo lo positivo que puedas aplicar tú misma en el futuro.

Pero si no, por el contrario, estás pasando por un mal momento, analízalo también. ¿Estás en este punto solo por cosas exteriores?, ¿o estás así por cosas tuyas única y exclusivamente?, ¿o es una mezcla de ambos factores? Sea como fuera vuelve a pensar en qué es lo que puedes tú cambiar de esta circunstancia. Analízalo todo, en tu mano está el poder salir de ese bucle, y si no puedes, en tu mano sí que está la llave para poder sobrellevarlo de la mejor manera posible y que no te afecte con tanta intensidad como lo está haciendo en la actualidad. Párate y piensa en lo positivo de tu carácter y de cómo lidias con los buenos momentos de tu vida, porque eso te lo puedes traer para los momentos de estrés emocional.

Así que no le tengas miedo a detenerte 3, 5 o 15 minutos al día, a tener un tiempo destinado solo para ti, un tiempo para a hacer balance y mirar todo lo que has hecho bien para llevarlo a cabo en otros momentos de tu vida; y mira lo que no te ha gustado de tus reacciones y/o actitudes de ese día, para ser conscientes de ellas y evitarlas cuando vuelvas a ver que estás cayendo en los malos hábitos. ¡No hay que repetir los malos hábitos! ¡Hay que repetir siempre los buenos! La mente y el cuerpo son sabios, al principio le costará (y mucho), pero una vez que ya ha recurrido a eso de manera voluntaria en muchas ocasiones luego ya lo hace por inercia sin que seas consciente, y así todo lo negativo le afecta menos y lo positivo te hará crecer más. Todo esto te hará una persona más fuerte, más decidida, y te irás convirtiendo poco a poco en el “yo como me gustaría ser” y dejarás paulatinamente atrás el “yo como odio ser”.

¡Tú puedes! Solo tienes que dedicarte un tiempo para ti.

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

Subscribe