En la gran ciudad.

agosto 06, 2016

No sabía muy bien qué hacer ni cómo actuar, no sabía muy bien cómo había llegado a esta situación. Ella era joven, muy joven, tan solo 18 años. Había llegado a la gran ciudad de un pequeño pueblo recóndito. Siempre había creído que ella era muy liberal, y criticaba a los demás de su pueblo por ser retrógrados, intransigentes y unos paletos; se pensaba que al llegar a la ciudad al fin podría ser ella misma, ser una igual con respecto a los demás ¡Cuán equivocada se hallaba! Al llegar a la ciudad se dio cuenta de que al final ella era así, era igual o peor que toda esa gente de “pueblo” a la que había criticado.

En la ciudad, nada más llegar al pisito que había conseguido para pasar el primer año de universidad, se percató que una de sus compañeras era lesbiana y estaba con su novia paseando por allí tan alegremente y se mostraban afectuosas. ¡Lesbianas y compartiendo cama, cómo iba a ser eso! Tras ese ambiente un tanto cargado y que le hacía sentir incómoda, decidió salir a la calle a coger algo de fresco. Demasiado tráfico para su gusto, demasiada gente en los pasos de peatones esperando a que el semáforo se le pusiera en verde, por no hablar de toda la gente con la que se había topado en el andén del metro esperando al que le llevara al centro neurálgico en la ciudad. Y en todo ese paseo se encontró con “perroflautas”, gays que se demostraban afecto en público y no lo escondían, familias que paseaban con sus hijos y no se inmutaban al ver todo eso ya que para ellos todo esto era de lo más normal.

Desde luego se dio cuenta de que le faltaba mucho mundo por ver y mucho que aprender, al final era igual de intransigente y de retrógrada que sus padres y que sus abuelos. Tenía que aprender de la gente de la ciudad, a ser como ella quisiera ser y aprender a aceptar a los demás, a la par que defender que los demás la respetaran a ella. El respeto siempre es un camino de doble sentido: respeta si quieres ser respetado. Igual que la tolerancia: se tolerante si quieres que sean tolerante con tus muchos defectos.

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

Subscribe