El chico misterioso.

septiembre 23, 2015

No sé qué tendría ese chico. No sé si serían esos ojos verdes. O esa sonrisa ladeada tan picarona. O esa tez morena. O esa media melena ondulada de color castaño. Pero definitivamente, todo eso venía rematado por el libro que sostenía en las manos. Ya el hecho de que un hombre tuviera un libro entre las manos hacía que ganara puntos, pero no solo pasaba eso, sino que tenía ¡”ese” libro! Mi libro preferido, ese libro que hace tiempo perdí la cuenta de todas las veces que lo había leído, releído y vuelto a releer.

Ni se había dado cuenta que yo estaba allí, mirándole al principio furtivamente, pero al ver que no levantaba su vista de la lectura, me atreví a mirarle más detenida y concienzudamente. Analizaba todas sus expresiones mientras iba leyendo, imaginándome por la parte del libro por la que se podría ir. Me parecía algo tan sumamente entretenido e inquietante que no podía levantarme de mi terraza a pesar de que ya me había terminado mi Coca-Cola hace más minutos de los que me gustaría reconocer, ya que estaba enganchada a esta nueva experiencia para mí. Jamás me había pasado con nadie, sólo con este chico.

Y mi mente estaba aquí, fantaseando. Fantaseando con lo que sería este chico fuera de esta terraza y fuera de este libro. Me lo imaginaba como un alma libre, sin ataduras, viviendo en una buhardilla bohemia en el barrio más carismático de la ciudad. Me lo imaginaba solitario, aunque también disfrutando de momentos en compañía con gente que realmente merecía la pena, teniendo un grupo de amigos reducido pero muy ecléctico y muy diverso. ¿Y en qué podría trabajar? Aquí ya no podía imaginar en qué podría trabajar, no había algún trabajo exacto en el que lo pudiera ubicar: con la misma podría ser un pintor, escritor o algo por el estilo, como en realidad podía tener un trabajo totalmente serio pero con alma creativa, algo parecido a un arquitecto o diseñador de interiores.

Mi mente seguiría imaginando, mientras mis ojos le daban un último vistazo. Habrá que irse ya, una lástima…

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

Subscribe