Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2015

Otoño

23 de septiembre. Día en el que comienza oficialmente el otoño… ¿Qué tendrá esta estación que tanto enamora? Fin del verano, fin del buen tiempo, de estar todo el día en la calle, fin de los calores agobiantes… Periodo de transición hacia el invierno, donde hay que abrigarse, uno inevitablemente se encierra más en casa para evitar el frío y nos volvemos más uraños y más secos y fríos, ¿nos acoplamos tanto con el tiempo? Sí. El otoño es una estación intermedia entre los dos extremos, una estación de transición. Empiezan cayéndose las hojas de los árboles, seguimos saliendo bastante a la calle, pero ya empezamos a ponernos algo de abrigos por las noches ya que empieza a refrescar bastante, empiezan algunos días con lluvias para irnos acostumbrando al duro y frío invierno.
No sé a ustedes, pero esta sin duda alguna es mi estación favorita, además de que la considero la más romántica… Apetece salir a la calle en pareja, resguardarse juntos del frío o de las ligeras lluvias en una cafeter…

El chico misterioso.

No sé qué tendría ese chico. No sé si serían esos ojos verdes. O esa sonrisa ladeada tan picarona. O esa tez morena. O esa media melena ondulada de color castaño. Pero definitivamente, todo eso venía rematado por el libro que sostenía en las manos. Ya el hecho de que un hombre tuviera un libro entre las manos hacía que ganara puntos, pero no solo pasaba eso, sino que tenía ¡”ese” libro! Mi libro preferido, ese libro que hace tiempo perdí la cuenta de todas las veces que lo había leído, releído y vuelto a releer.
Ni se había dado cuenta que yo estaba allí, mirándole al principio furtivamente, pero al ver que no levantaba su vista de la lectura, me atreví a mirarle más detenida y concienzudamente. Analizaba todas sus expresiones mientras iba leyendo, imaginándome por la parte del libro por la que se podría ir. Me parecía algo tan sumamente entretenido e inquietante que no podía levantarme de mi terraza a pesar de que ya me había terminado mi Coca-Cola hace más minutos de los que me gu…