Un "te quiero" sincero.

marzo 18, 2015

¿Me querría de verdad? Siempre que empezaba una relación, al poco de empezarla siempre me hacía esta pregunta. Después del primer "te quiero" que salía siempre de la boca de ellos me lo preguntaba, ¿lo sentiría de verdad? ¿Lo dirá sólo para que yo me sienta mejor conmigo misma porque es lo que creen que quiero oír?

Ya habíamos empezado con el típico tonteo hacía un tiempo. De ahí pasamos a "rollo estable". Posteriormente ya nos acostábamos y se podía decir que teníamos una relación totalmente seria y asentada. Por ahí en medio, un día, de sopetón, él se decidió a dar el primer paso y me dijo esas dos temidas palabras. Sí, realmente deseaba oírlas, pero me asaltó nuevamente la duda de si era lo que él realmente sentiría o no. Yo tenía claro que sí le quería, aunque nunca se lo hubiera dicho, aunque nunca lo hubiera materializado en palabras. Es cierto que toda relación empieza con una simpatía un tanto romántica, pero yo ya había dejado esa fase y me encontraba inmersa en el enamoramiento. No sabía cómo yo había llegado a esta fase exactamente, evidentemente no me levanté un día y de repente me dije "ya hoy puedo decir que le quiero".

Evidentemente hoy, tras su primer "te quiero" no lo pude evitar y tuve que preguntárselo.

- ¿Realmente me quieres o me lo dices porque es simplemente algo que sabes que yo quiero escuchar?

Esas palabras le chocaron tanto que incluso pude notar el momento exacto en el que le hirieron y se sintió completamente ofendido. Pude notar como él sí que me quería de verdad y esa pregunta había estado de más. Sus palabras eran totalmente sinceras, habían salido desde su más profundo corazón. No hizo falta que respondiera.

¿Por qué a las chicas siempre nos pasa que ansiamos esas dulces palabras, pero una vez que se dicen, siempre tendemos a desconfiar? ¿Por qué seremos tan enamoradizas? Sí, es cierto que cuando empezábamos nuestras primeras relaciones con los chicos, tanto nosotras como ellos lo decíamos muy alegremente, sin saber muy bien el significado de estas palabras. La experiencia, la madurez, y muchas relaciones fallidas en nuestras vidas, nos enseñan a que querer no significa decir "te quiero", sino demostrarlo día a día. A veces, aunque no se expresen con palabras hasta un buen tiempo después de empezar una relación, realmente no ha hecho falta que se pronuncien, porque se demuestra el amor sincero con pequeños hechos. Otras veces, también se dice muy precipitadamente y una se da cuenta de la falsedad de las palabras, porque ellos son completamente conscientes de lo que dicen para tranquilizarnos momentáneamente, e incluso para llevarnos a la cama.

Pero la experiencia es un grado. Un "te quiero" puede significarlo todo o no significar absolutamente nada. Y acabámonos dando cuenta cuando es sincero y cuándo no.

You Might Also Like

0 comentarios

Instagram

Subscribe