Lucía y la Navidad

enero 07, 2015

¿Qué tendría la Navidad que tanto le gustaba a Lucía? No lo sabía con exactitud qué era lo que le gustaba, era más bien un conjunto de cosas. Primero estaba el alumbrado navideño que envolvía su ciudad en este mes de diciembre. Segundo, las calles se llenaban de gente, viendo a los niños felices en sus días de vacaciones correteando de un lado a otro con cara de ilusión porque saben que en breve ya vienen los Reyes Magos, siempre había algún grupito de ellos por la calle reunidos frente a un catálogo de juguetes diciéndose los unos a los otros qué era lo que querían. Tercero, ir a ver los Belenes que había desperdigados por su ciudad y ver cómo se arremolinaba la gente enfrente de ellos para ir buscando a los Reyes Magos y el Nacimiento. Cuarto, y eso era lo más importante para ella, la familia se reunía y veía a familiares que no veía sino una o dos veces al año porque vivían fuera, algún año con suerte conocía a algún nuevo miembro diminuto de la familia al que le encantaba hacerle carantoñas para oír sus risas, ver también a familiares que aunque vivieran cerca de ella no veía tanto como debiera. Quinto, no había nada mejor que el que Lucía se sintiera bien consigo misma. ¿Qué más se podía pedir? Siempre se decía que ojalá esta época festiva durara más tiempo, que la gente estuviera más y más días de buen humor y feliz. Porque eso es algo que se palpa en el ambiente, la felicidad lo inunda todo. Si fuera por ella, las Navidades durarían todo el año, aunque tal vez mejor dos semanas al año porque así se viviría con intensidad, si fuera todo el año al final se convertiría en rutina y no lo saborearía como debería.

You Might Also Like

2 comentarios

  1. Hola Marta, que bueno que hayas regresado, te deseo lo mejor con tu nuevo blog. Un feliz año atrasado.
    Abrazos!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Me alegro muchísimo de verte nuevamente por aquí! Seguimos manteniendo contacto con nuestros blogs ;)

      Eliminar

Instagram

Subscribe